CRISIS COMMUNICATION & RESPONSE (CC&R) OFRECE A LOS COLEGIOS MADRILEÑOS LA POSIBILIDAD DE BLINDARSE ANTE EL ACOSO ESCOLAR

CC&R, primera plataforma especializada en gestión y comunicación de crisis, saca al mercado un paquete de servicios exclusivo para tratar las crisis en los centros educativos.

Las noticias sobre acoso escolar y abusos sexuales en los centros educativos de toda España y de la Comunidad Autónoma de Madrid vienen aumentando en los últimos años la tensión en la comunidad educativa. CC&R, que ya ha prestado sus servicios en algunos de los casos más conocidos y destacados, se ha propuesto ofrecer un remedio a esta tensión en forma de Plan de Comunicación de Crisis para centros educativos.

En este sentido, la consultora ofrece a los colegios interesados un paquete de medidas que se articulan en tres fases bien definidas:

FASE PRE CRISIS: en la cual, con la ayuda de CC&R, los colegios detectarán las principales situaciones susceptibles de convertirse en crisis, articularán un procedimiento de actuación ante las mismas y formarán a los equipos de trabajo en las tareas propias de la gestión de una crisis, entre ellas la portavocía.

FASE DETECCIÓN/PREVENCIÓN: A través de técnicas de comunicación interna, charlas divulgativas y herramientas de detección de crisis, alumnos padres y profesores estimularán un clima social propicio para la detección y gestión temprana de cualquier problema existente en el centro (acoso escolar, abusos, conductas inapropiadas de algún profesor, fallecimiento dentro del centro, accidentes, etc.).

FASE DE REACCIÓN: CC&R se caracteriza por ofrecer a sus clientes un servicio de emergencias ante crisis, las 24 horas del día durante los 365 días del año. En un tiempo máximo de 60 minutos, cualquier colegio de la Comunidad Autónoma de Madrid contará con la asistencia de un consultor sénior especializado en el manejo de situaciones de crisis para acompañar a la dirección del centro en esos momentos tan difíciles.

 

“Nuestro compromiso con la comunidad educativa surge de experiencias vividas en el pasado. Los profesionales de la educación han pasado de ser maestros a tener que lidiar con problemáticas sociales en el seno de sus aulas y de asumir una responsabilidad moral frente a los padres. Además, con el auge de la sociedad de la información y las redes sociales, directores y jefes de estudios añaden una función extra a su labor: la de ser portavoz del centro ante los medios de comunicación” declaró Fran Rosillo, CEO y Head of Crisis de CC&R.

 

 

Para más información:

Jennifer Gutiérrez

jennifer.gutierrez@crisiscommresponse.com